Calidad

Sacos de corcho amontonados

En el producto

La calidad en EBROCORK no se entiende sólo como el último trámite previo a la entrega del producto al cliente, por muy exhaustivo que éste pueda llegar a ser.

"Nuestra filosofía empresarial en Ebrocork nos hace entender que la calidad es una forma de trabajar, no un simple control."

Por esa razón, realizamos un estricto examen al producto nada más recibirlo de manos de nuestros proveedores y verificamos que ha superado los requeridos controles de laboratorios internacionales. Es habitual que especialistas de Ebrocork viajen al lugar de procedencia del corcho y que, a pie de campo, supervisen los parámetros de calidad que debe cumplir la materia prima. Es una forma de garantizar la calidad del producto en el mismo momento de la recepción, lo que no impide que en ese mismo momento se ponga en marcha la mecánica permanente de control de calidad sobre nuestro producto y sobre el proceso que es ya un signo de identidad de la empresa.

Los controles de calidad sobre el producto tienen en suma tres puntos álgidos: el primero se extiende durante todo el proceso de fabricación en origen; el segundo se aplica a la recepción del producto en Ebrocork y el último es previo a la entrega a nuestro cliente.

El control de recepción permite extraer datos sobre humedad, densidad aparente y dimensiones, y se aplica también a través de análisis sensorial, visual, análisis de residuos oxidantes, recuento microbiológico y análisis de compuestos cloroanisoles mediante cromatografía de gases, realizados en laboratorios externos.

 

Por su parte, el control de producto terminado, que es tanto interno como externo, además de revisar los datos iniciales, añade estudios sobre la fuerza de extracción, capilaridad, estanqueidad y recuperación diametral. Para ello, entre otros sistemas, Ebrocork dispone de un equipo de medición multiparámetro, que es hoy el máximo exponente tecnológico para este tipo de control.

En resumen, el Departamento de Calidad de Ebrocork inspecciona y ensaya el producto en recepción para dar su conformidad al mismo y al producto terminado, garantizando su calidad y características físicas, químicas y microbiológicas. Además, elabora los Informes de Calidad solicitados por el cliente y guarda registros de los ensayos.