Empresa

Galería EBROCORK

  • Personal ebrocork
  • fachada tapones
  • corchos en cajas

Nuestra forma de ser

Ebrocork, empresa navarra fabricante de tapones de corcho, nace en 1987 en Cirauqui, tierra de honda tradición vitivinícola de la que también es oriundo su fundador. Ebrocork nace fiel a su compromiso con la calidad y la innovación. Busca la tecnología más avanzada en su proceso de fabricación y la calidad de la materia prima para ofrecer al cliente un óptimo servicio. Su objetivo: convertirse en la marca de referencia en la fabricación de tapones de corcho de calidad para enólogos, bodegueros y profesionales vinculados al mundo del vino.

UBICACIÓN E INSTALACIONES

Ebrocork está ubicada en Cirauqui, a 29 kilómetros de Pamplona, a 130 de Francia y a 150 del puerto de Bilbao. Disfruta, por tanto, de una posición logística envidiable que le permite una rápida conexión con cualquier punto de España, Francia y Europa, en especial con las principales zonas vitivinícolas a ambos lados de los Pirineos (Rioja, Ribera del Duero, Somontano, Requena, Burdeos, Suroeste...) y con cualquier otro destino a través de la salida portuaria. Esta estratégica localización facilita una distribución del producto más ágil y con mayores garantías.

Si la ubicación geográfica de la empresa es un valor añadido, aún lo son más el equipamiento tecnológico y los sistemas de producción y almacenamiento de sus instalaciones. La calidad es fruto del saber hacer y del cómo hacerlo. Por esa razón, Ebrocork apostó desde el principio por invertir en profesionales cualificados y en maquinaria adecuada para alcanzar sus objetivos. Esta política de empresa es irrenunciable para mantener su posicionamiento en el mercado entre los líderes del sector.

“Ebrocork disfruta de una posición 
logística envidiable que le permite 
una rápida conexión con cualquier punto 
de España, Francia y Europa”